Las tres fases de un test de polígrafo para una Buena Contratación

Las tres fases de un test de polígrafo para una Buena Contratación

Las pruebas poligráficas pueden tomar la forma de tests científicos o forenses para la selección o diagnóstico de los sujetos.

 

Los tests diagnósticos, son puntuales en búsqueda de un objetivo claro, con problemas identificados, que buscan dar respaldo positivo o negativo a un incidente específico, mientras que los test de selección son más amplios y buscan dar una validación incremental al manejo de riesgo de las decisiones del candidato en ausencia de incidentes conocidos.

 

Los test de selección tienen un tercer objetivo, en forma de disuasión aumentada de problemas. Esto quiere decir que al evaluar a personas de alto riesgo a tener acceso a ambientes de alto riesgo vamos a disuadir a los candidatos que no cumplan con políticas, reglas y regulaciones.

 

De acuerdo a la American Polygraph Association, las pruebas de polígrafo consisten de tres fases:

  1. Pretest o entrevista
  2. Test o recolección de datos
  3. Análisis de datos del test

 

La importancia de cada fase será clave para la efectividad y utilidad del resultado de la prueba. Es por eso que una prueba de polígrafo debe ser basada en construcciones de conocimiento, evidencia y teoría generalmente aceptada que hayan sido publicados o replicados con soporte empírico.

 

Pretest o entrevista

Esto es principalmente una conversación con propósito, el éxito de muchos esfuerzos profesionales depende en parte de la habilidad de obtener información de otros. La entrevista pretest de polígrafo tiene como propósito orientar al examinado a los procedimientos de evaluación, el propósito del test y las preguntas claves de la evaluación pudiendo esto aumentar la exactitud de la prueba de polígrafo.

 

En la siguiente etapa de esta fase se realizan entrevistas de narrativa libre, estructurada o semiestructurada para casos concretos y las pruebas de selección utilizando entrevistas estructuradas o semiestructuradas.

 

Durante las entrevistas de narrativa libre o semiestructurada el examinador desarrolla y valida las preguntas de la evaluación con el evaluado. Ajustando el idioma para asegurar la comprensión y dar cuenta de la información o admisiones que el evaluado provea durante la entrevista o durante las preguntas de evaluación. Las preguntas relevantes describen la posible implicación conductual del examinado en la cuestión o cuestiones de preocupación.

 

Recolección de datos en test

Todas las pruebas de polígrafo incluyen preguntas relevantes, en la que cada pregunta debe dirigirse a un solo comportamiento específico.

 

Todas las pruebas de polígrafo son interpretadas a nivel de prueba como un todo, a través de puntos subtotales para respuestas y preguntas individuales  puedan ser evaluadas de acuerdo a procedimientos estandarizados.

 

Un principio básico es obtener múltiples medidas para cada asunto de preocupación. Esto se logra a través del uso de varios sensores, cada uno de los que fue diseñado para monitorear aumentos o cambios en la actividad del sistema nervioso central y por la práctica estándar de agregar y combinar las respuestas a varias combinaciones presentaciones de cada prueba de estímulo.

 

Análisis de datos del test

Antes de informar sobre los resultados, el examinador debe analizar los datos de la prueba. Las respuestas han sido codificadas numéricamente y el resultado es comparado con la puntuación de corte que representan expectativas de las normativa para definir personas confiables de las que no.

 

Actualmente se utilizan 7 sistemas de puntuación cuya función es reducir la subjetividad. 

 


Para agendar una prueba de polígrafo visita http://grandesequiposg.buenacontratacion.com/ o deja tus datos en el formulario de este artículo.